A TRAVÉS DE UNA ENCUESTA, REALIZAN RELEVAMIENTO SOBRE DIFICULTADES EN LA GESTIÓN MENSTRUAL

Se busca obtener mayor información para la planificación y diseño de políticas públicas en la temática.


La Dirección de Economía, Igualdad y Género -dependiente del Ministerio de Planificación, Economía e Infraestructura- ha lanzado una encuesta pública relacionada a la gestión menstrual. Se invita a mujeres y personas menstruantes de toda la provincia a responder a fin de tener un relevamiento que permita llevar adelante políticas públicas en esta temática.
“Sabemos que la menstruación constituye un factor de desigualdad social y un gasto que no es optativo. Los productos de gestión menstrual representan un costo para las mujeres y personas menstruantes que son, a su vez, la porción de la sociedad que menos gana, con mayores niveles de precarización laboral y desempleo”, manifestó la responsable del área, Iara Tejeda Martínez. 
En este sentido, se estima que en 2022 los gastos anuales para menstruar ascienden a $8580 en toallitas o $7150 si se accede a precios cuidados, y $6864 en tampones. En tanto, se proyecta que durante 2023 una persona menstruante tendrá un gasto superior a $13000 anuales, afectando mayormente las economías de hogares de menores ingresos. En estos sectores se acentúan las brechas de género, presentando dificultades en la satisfacción de necesidades básicas como también en el acceso a los productos de gestión menstrual que resultan necesarios durante un período extenso de la vida, que va desde la adolescencia hasta los 40 años en promedio.   
Esta situación de desventaja económica entorpece la realización de actividades de niñas, adolescentes y mujeres adultas que están menstruando, tales como asistir a la escuela o a sus actividades recreativas, asistir normalmente a sus espacios de formación, trabajo, o esparcimiento, por no contar con los recursos económicos suficientes para adquirir productos de gestión menstrual. 
Al respecto, Tejeda Martínez graficó: “Son cerca de 300 mil las personas que menstrúan en la provincia, sin embargo los  tabúes que rodean el tema hacen que se considere algo que debe ser escondido o causar vergüenza, llevándolo a su invisibilización. Mostrar datos e información ayuda a romper con los prejuicios sociales y temores sobre la menstruación”. 
En este contexto se invita a mujeres y personas menstruantes a completar el formulario, disponible en https://forms.gle/vLFYtKsBKo2hfKX89. Sin requerir datos personales más que la edad y la localidad de residencia, las preguntas giran en torno al acceso a la información, la atención en salud y la posibilidad económica de costear productos de gestión menstrual. “Queremos conocer y visibilizar las distintas realidades de las mujeres y personas menstruantes en la provincia, con el fin de generar datos útiles para el diseño y planificación de políticas públicas contemplativas de esta situación”, concluyó la directora de Economía, Igualdad y Género.