RESPUESTAS A LA COMUNIDAD: EL MINISTRO PÉREZ PONS RECORRIÓ OBRAS EN RESISTENCIA

Se trata de cuatro obras esperadas por distintos sectores de la comunidad, entre ellas refacción del Centro de Día Juan Bautista Alberdi, el comedor universitario de la UNNE, la sede de la Asociación Israelita y un nuevo edificio para los organismos de contralor. La inversión se acerca a los 1800 millones de pesos entre estas obras en la ciudad.


El Gobierno provincial desarrolla numerosas obras de infraestructura en Resistencia, propiciando mejoras en distintos sectores de la sociedad civil. En este marco el ministro de Planificación, Economía e Infraestructura, Santiago Pérez Pons, constató el avance de la refacción del Centro de Día Juan Bautista Alberdi, el comedor universitario de la UNNE, la sede de la Asociación Israelita y un nuevo edificio para los organismos de contralor. Para la culminación de estas obras se destinarán cerca de 1.800 millones de pesos

 

Durante la recorrida, el ministro destacó: “Este tipo de trabajos implican una gran inversión, que se destina a responder las demandas que sectores de la comunidad nos hacen llegar. Como Estado tratamos de estar presentes en todos lugares mejorando la calidad de vida de todas y todos los chaqueños”.

 

Recientemente se inició la obra del nuevo edificio de oficinas para los órganos de contralor de la Provincia: “Es una obra muy esperada por trabajadoras y trabajadores de todos estos organismos. Comenzó en 2011 y fue paralizada y hoy con un gran esfuerzo y compromiso la hemos retomado”, remarcó. Esta construcción de gran magnitud contará con 9 pisos que concentrará oficinas, espacios de atención, cocheras y lugares de uso común. Se proyecta para su ejecución una inversión superior a los 1.600 millones de pesos.

 

En el Centro de Día Juan Bautista Alberdi se está llevando adelante una refacción integral del edificio, destinando una inversión superior a los 93 millones de pesos. Se ejecutan en el lugar recambio de pisos, cambio total de cielorrasos, arreglos de cañerías cloacales y pluviales, cerramiento y techado de la galería y mejoras en la instalación eléctrica. Además, avanza la construcción de una sala que se utilizará para asistir a jóvenes con consumos problemáticos, nuevos sanitarios, la remodelación de la cocina, dos consultorios y un taller-comedor.

 

“Estamos trabajando en garantizar las mejores condiciones para las personas que asistirán diariamente a este lugar para recibir atención y contención. Esperamos continuar con este ritmo de obra y finalizar en los próximos dos meses”, detalló el ministro.

 

En el campus de la Universidad Nacional del Nordeste, se lleva a cabo la ampliación del Comedor Universitario y la refacción de algunos sectores esenciales. El plan de trabajo se definió en conjunto con las autoridades académicas para responder de forma efectiva a sus necesidades.

 

En este caso se destinaron $ 36.818.725,75 para ampliar la superficie del salón comedor con nuevos pisos y revestimiento, remodelar los sanitarios, reconstruir la vereda perimetral mejorando su iluminación y accesibilidad, la instalación de un nuevo sistema de gas para la cocina y la colocación de nuevo equipamiento, como un lavavajillas industrial. La refacción está próxima a terminarse y ser inaugurada.

“Cientos de estudiantes utilizan este espacio, que con esta obra será más grande, más accesible y más seguro”, detalló el funcionario. Así también, valoró que esta gestión se suma a otros proyectos desplegados para acompañar a las y los estudiantes universitarios de nuestra provincia, como las residencias estudiantiles que se han remodelado en Resistencia y Sáenz Peña.

 

En otro momento, también visitó las obras que lleva adelante el Ministerio de Planificación, Economía e Infraestructura en la sede de la Asociación Israelita. La obra demandó una inversión de $56.493.498,43 y estaría finalizada para septiembre de este año. Se trata de un lugar histórico de la ciudad donde se realizan numerosas actividades culturales, educativas, sociales y recreativas.

 

En el edificio, que presentaba un avanzado estado de deterioro, se concretan reparaciones estructurales en la sinagoga central, salón de usos múltiples y en parte de la escuela y del playón deportivo. En este marco, se renovaron las instalaciones eléctricas, cloacales, de agua y pluviales, se colocaron nuevos cielorrasos, aberturas y canteros.

 

“Cada una de estas obras además ocupa a trabajadoras y trabajadores locales, que gracias a la obra pública hoy pueden contar con un empleo digno y un ingreso en sus hogares. En total, contabilizamos cerca de 80 obreros en esta oportunidad que van a ir aumentando y que se suman a los cerca de 12 mil registrados en toda la provincia”, remarcó el funcionario al concluir su recorrida.