“No tenemos que pelear entre provincias sino hacerlo por todos”, dice Ocampo


El ministro de Hacienda y Finanzas, Cristian Ocampo, habló ayer del encuentro realizado el martes en Buenos Aires con autoridades nacionales y provinciales para comenzar a debatir un nuevo régimen de coparticipación federal, y planteó que en ese proceso “no tenemos que pelear entre provincias sino lograr que todos podemos tener la asignación de recursos que nos permita cumplir con nuestra necesidad de gastos”.

En declaraciones a FM Universidad, el ministro chaqueño dijo que en la reunión –que encabezaron Rogelio Frigerio y Nicolás Dujovne, los titulares de Interior y Hacienda en el gabinete de Mauricio Macri- se habló de continuar con los cambios iniciados el año pasado, cuando la nación aceptó restituir a las provincias el 15% de sus ingresos por coparticipación quitado en los ’90.

Ocampo recordó que además la reforma constitucional de 1994 ordenó dictar un régimen coparticipable nuevo, que nunca se definió. El ministro dijo que la cuestión se reflotó ante el compromiso asumido por los gobernadores de llegar al equilibrio fiscal en todas las jurisdicciones en 2019.

“Eso obliga a hablar de coparticipación federal, y si hablamos de coparticipación federal tenemos que hablar de masa de distribución primaria y cómo la distribuimos, y si hablamos de recursos federales hablamos también de la estructura tributaria. Es una agenda de trabajo lo que se planteó ayer, para ver cómo se puede avanzar en los aspectos acordados el año anterior, en ese consenso de caminar hacia un equilibrio fiscal”, comentó.

Camino abierto

Algunas publicaciones periodísticas nacionales decían ayer que entre otras cosas se habló de implementar un “IVA provincial” en las distintas jurisdicciones, pero Ocampo aseguró que “de eso no se habló”, aunque citó que Dujovne prometió un proyecto de reforma tributaria “que luego seguramente será analizado por todas las provincias, porque las reformas o creación de tributos es una materia del Congreso, así que serán cuestiones que se tendrán que debatir”.

“Ideas y proyectos se van a generar desde distintos ámbitos”, pronosticó, mencionando que la Constitución “habla de un régimen equivalente de oportunidades para todas las jurisdicciones, y eso es lo que hay que buscar: que los recursos lleguen a cada rincón de la Argentina, y que a partir de los recursos federales todos tengamos las mismas posibilidades de desarrollarnos”.

“Ése es el camino. Sabemos que tenemos un país asimétrico, con una concentración muy importante en el centro, y esto es lo que hay que buscar la forma de igualar”, agregó.

“A nadie le sobra”

Ocampo dijo que “lo que nos propusimos con el gobierno es encarar un trabajo que puede tener su finalización en un tiempo breve o prolongado, pero que lo importante es obtener un régimen que cumpla con el mandato constitucional”.

“Va a depender de cuánto de trabajo le pongamos, cuánto de madurez política tenga lo que se logre acordar”, resumió, y advirtió que “nadie está en condicones” de aceptar una reducción de ingresos “porque a nadie le sobran”.

El ministro dijo que en el proceso “no tenemos que caer en una especie de pelea por un punto más o un punto menos, sino que todos podamos tener la asignación de recursos que nos permita cumplir con nuestra necesidad de gastos, que está dada fundamentalmente por los servicios esenciales del Estado, sin descuidar las oportunidades para el desarrollo”.

En ese sentido dijo que los reclamos de Buenos Aires son relativos “porque allí uno abre una puerta y encuentra oportunidades, ya que la mayor parte de la actividad económica se genera en esa provincia”. Por ello consideró que hay que “buscar indicadores objetivos que nos permitan cuantificar el grado de oportunidades que tiene cada jurisdicción”.

 

Sin politización

Al respecto dijo que la provincia de Buenos Aires “tiene recursos provinciales que son mayores que los que recibe del régimen de distribución federal. Ellos reciben en términos de aplicación del gasto del gobierno federal tres veces lo que recibe de coparticipación. El Chaco recibe una vez. Es decir tenemos indicadores que nos van a favorecer en la discusión, y otros que nos van a perjudicar. Por eso se trata de primero definir cuál es la cuantía de lo que vamos a distribuir. Las provincias de la historia a lo largo de la historia han resignado recursos en favor del Estado nacional, y éste lo ha utilizado con las transferencias no automáticas en distintas jurisdicciones. Esto también se quiere revertir. Que haya asignaciones automáticas de recursos para que las jurisdicciones tengan la autonomía y la decisión de su aplicación. Es decir, es un debate muy importante”, remarcó.

Ocampo enfatizó que esa discusión “debería estar despolitizado y buscar la equidad, de modo que el país se pueda realizar federalmente como prevé nuestra Carta Magna”.